Nuevo Proyecto de Vallado

Una de los principales problemas que los agricultores destacaron en el diagnóstico que hicimos en el primer viaje fue la falta de un cercado de parcelas con una mínima eficacia. Esto supone un gran inconveniente para ellos. Tras meses de inversión de tiempo y dinero en un cultivo, pueden perder toda la producción por el ataque de animales (principalmente vacas y cabras). Para evitar esta incursión, los agricultores están de sol a sol en la parcela vigilando su huerto. Muchos de ellos incluso duermen allí para no encontrarse ningún desperfecto por la mañana. Cualquier mínimo descuido puede dar lugar a grandes destrozos y como consecuencia, grandes pérdidas.

Vallado actual de algunas de las parcealsPara intentar solucionar este problema de la manera más inmediata posible, planteamos a los agricultores la instauración de un vallado con rejilla metálica en, al menos, una parte de su parcela para poder asegurar una cierta superficie.

Los siete agricultores con los que trabajamos se han mostrado muy a favor de esta opción. Así, desde el principio del viaje, establecimos este segundo proyecto como prioritario para este año. Para ello, iniciamos una campaña de Crowdfunding que logró recaudar 370€ para la causa.

Con este dinero y parte de lo recaudado por los socios hemos cercado siete parcelas de 2500 m2 con malla metálica de acero galvanizado. Hemos utilizando como soporte postes de madera anclados al suelo con cemento. Por último, usando cable de acero galvanizado de mayor diámetro, hemos tensado la malla en tres alturas. Los propios agricultores serán quienes se encarguen de la instalación del vallado cuando los materiales sean entregados.

Pero aunque esperamos que el vallado metálico sea muy útil y ayude mucho a nuestros agricultores durante los próximos cuatro o cinco años, sabemos que se tratar de una solución temporal. Los materiales son extremadamente caros en comparación con el nivel de vida de un agricultor senegalés. Ésto seguramente impedirá que los propios agricultores puedan reemplazar la malla metálica o el hilo de tensión cuando se desgaste. Por esta razón creemos que, aunque facilitará el trabajo actualmente, es necesario buscar una solución más sostenible y duradera.

Material para el vallado de las parcelas

Material para el vallado de las parcelas

Por esta razón financiaremos la instauración de un cercado vivo de árboles, de la especie Acacia mellifera. Esta especie tiene espinas desde el momento en el que emerge, lo que evita que se acerquen los animales. Su frondosidad y la cantidad de espinas que posee crean un muro infranqueable cuando crece. En un par de años se convierte en una estupenda protección contra animales y personas ajenas al terreno.

La pepinière de Nguéniène ya comenzó el año pasado a distribuir plantel de Acacia mellifera a comienzos de verano, que es la mejor época para plantarla. La mayoría de los agricultores con los que trabajamos ya comenzaron, por tanto, este mismo proyecto por su cuenta. Esto demuestra la utilidad que tiene el vallado vivo para ellos. Este verano seremos nosotros quienes financiaremos el plantel de Acacia mellifera para cercar los terrenos de nuestros agricultores.

Consideramos que este proyecto ha sido todo un éxito, especialmente por la alta implicación de los agricultores. Hemos sentido su aceptación y nos han ayudado a buscar la mejor solución en cada situación. La relación ha sido afianzada y la confianza mutua ha crecido considerablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *